IVÁN FLORES

Si has llegado hasta aquí, quédate. No quiero que me veas como un perfil más entre los millones de usuarios de Internet. Quiero que después de leer ésto, tengas la necesidad de conocerme más.

 

Un 24 de marzo de 1992, mientras caía una abundante nevada sobre las 3 de la tarde en las afueras del hospital La Paz en Madrid, me dispuse a salir del útero para cumplir un sueño.

 

Un sueño por el que todos los de esta escuela luchamos día a día para ver más de cerca. Detrás de las imágenes, de las improvisaciones, de los procesos, de los análisis, de las maquetas, de las coreografías, de las lecturas, de la literatura, etc. Todos buscamos ese hueco en el mundo de la interpretación. Por poder comunicarnos y enseñar con él. Para crear un mundo mejor gracias al arte, pero sobre todo, para mostrar un teatro autentico y desde la pura verdad.

 

Después de éste sentimiento de exaltación Manadiense, voy a hablar un poco de mí... ¿Que coñazo, eh?

 

Desde pequeñito, me fascinaba el mundo del teatro. Era curioso, porque odiaba leer y estudiar, pero me encantaba aprenderme textos en obras del colegio. A medida que fui creciendo y poco a poco fui descubriendo lo que era la adolescencia, dejé aparcado mi deseo de comerme los escenarios. Una maravillosa asignatura de teatro me hizo recuperar la ilusión que había ido perdiendo con el tiempo. Esta asignatura me dio la oportunidad de presentarme a un concurso organizado por Caja Madrid y el Teatro Guindalera, para premiar a 20 de 250 jóvenes en su maestría interpretativa con una obra de Chejov. Una mujer del jurado, a la salida, me dijo textualmente: "Llevas el talento en la sangre, no dejes nunca ésto y lánzate a por ello". Gracias a ella, no tuve nunca más dudas sobre mi futuro. Y aunque me hayan rechazado en castings y en la RESAD, aquí sigo, abriéndome pequeños huecos en este mundo para un día poder expandirme y decir: ¡Aquí estoy y no por suerte o enchufe, sino por esfuerzo!

 

Con respecto a mi experiencia, puedo decir que ha sido variada. Soy un culo inquieto, y eso me ha llevado a salir en programas como Megatrix y Disney Channel.

 

En teatro, he actuado en las obras "Santa Juana de los Mataderos", "Cruzadas", "Petición de Mano" y "La maquina del tiempo" como escenas largas. En escenas cortas "A los que sueñan" y "Ángeles en América".

En cuerpo, he actuado 5 años en festivales de danza en el teatro Adolfo Marsillach, 3 encuentros de expresión corporal en INEF y un Flash Mob en Sol. Sí, como puedes ver mi segunda pasión es el baile.

 

También tengo muchos cortometrajes realizados. Todos amateur por estudiantes de audiovisuales.

 

Y hasta aquí finaliza mi presentación. Si quieres saber más de mi, sígueme en Twitter o Instagram: @ivv4