Impartido por Antonio C. Gijosa

 

EL TALLER:

 

Te has formado. Tienes herramientas para enfrentarte a una interpretación. Te has probado en
diferentes estilos con la supervisión del profesorado. Es el momento de trabajar. Trabajar como se
trabaja luego en el mundo profesional. Sin las concesiones y los tiempos de una escuela; bueno, tal vez
con algunas concesiones.

En este taller nadie te va a decir cómo interpretar, vamos a acordar qué
interpretar y hacia dónde orientarlo, nada más. Tu actuación es tuya, y es tu labor no sólo hacerla lo
mejor que sepas sino además hacerla a favor del conjunto.

Pasaremos por todas las fases de un proceso de ensayos: desde las primeras reuniones, hasta la
presentación ante un público.
Empezaremos en las primeras sesiones definiendo el proyecto, las líneas maestras del trabajo a realizar:
qué vamos a hacer, qué nos mueve a hacerlo, desde dónde lo afrontamos; tanto como equipo como cada
persona a nivel individual. Analizaremos el material en busca de claves que nos ayuden en el proceso.


Le seguirá una fase de montaje y exploración paralela, en la que plantearemos propuestas, las
probaremos, ajustaremos, cambiaremos... en un diálogo constante con dirección y con los elementos
escénicos que se vayan incorporando, como pueda ser sonido, elementos escenográfcos, vestuario...


Finalmente llegaremos al momento de tener el montaje hecho y realizar los últimos ajustes, incorporar
los elementos fnales y presentar.

OBJETIVOS:

 

Trabajar con un nivel de exigencia profesional.
Desarrollar la conciencia del intérprete: cuál es mi rol dentro del montaje.
Mejorar y desarrollar el trabajo en equipo.
Aplicar las herramientas aprendidas adaptándolas a las directrices de la puesta en escena.
Incluir la construcción propia dentro del conjunto. Trabajar a favor del proyecto.
Aprovechar el análisis de texto para mejorar la interpretación.
Desarrollar la precisión en la interpretación.
Potenciar la versatilidad: adecuar y consensuar las propuestas propias a las propuestas de dirección. Desarrollar la capacidad de cambio
Ajustar el trabajo de interpretación a distintos estilos.
Desarrollar la percepción desde la escena: sensibilidad al ritmo y al espacio
Enfrentarse a posibles problemas: bloqueos, falta de entendimiento con dirección o con el resto del elenco.
Percibir el cambio que supone el público